Blog FCC

08/06/2015

Sumario

  • Primer municipio español donde FCC trabaja para evaluar la carga de emisión de anhídrido carbónico de empresas y particulares
  • Educar e implicar a la ciudadanía

Separar residuos, mantener unos horarios de depósito de los mismos, controlar el consumo del agua y otros cambios son pasos clave para la reducción de emisiones de CO2Así se trabaja en Ávila, el primer municipio español donde FCC trabaja para evaluar la carga de emisión de anhídrido carbónico de empresas y particulares. Catherine Milhau, directora del Departamento de Coordinación y Desarrollo en el Área de Medio Ambiente de FCC Servicios Ciudadanos, presentó esta iniciativa en la XVIII Jornada sobre Innovación y Sostenibilidad “La Huella Ambiental en los Servicios Urbanos”, celebrada en Ávila en marzo, junto al alcalde de la localidad, Miguel Ángel García Nieto.

Dentro de su ponencia “Gestión Ecoeficiente de los Servicios”,  Milhau explicó el trabajo de la compañía sobre el estudio de la huella medioambiental que produce la actividad diaria de una ciudad con la recogida de residuos, limpieza, baldeo, trabajo de jardines, riego, etc. El objetivo de este proyecto, impulsado por la Comisión Europea dentro del Pacto Europeo de los Alcaldes, es lograr que la emisión de CO2 a la atmósfera se reduzca un 20 por ciento para el año 2020.

Educar e implicar a la ciudadanía

Para FCC es fundamental la educación y la implicación de la ciudadanía para evitar emisiones. “La medición de la huella de carbono para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, además de suponer una mejora medioambiental para empresas y ciudadanos, es también económica”, subrayó Catherine Milhau. El Grupo de Servicios Ciudadanos está implicado desde hace muchos años en el desarrollo sostenible, un compromiso “contrastable de manera cuantificada y no un mero discurso filosófico”, matizó.

El Pacto Europeo de los alcaldes pretende incentivar a los municipios de la Unión Europea a mejorar su eficiencia energética, incrementar la producción de energías renovables o mejorar la gestión de los residuos sólidos urbanos reduciendo el 20 por ciento de las emisiones de CO2 para el año 2020. Este pacto es, por tanto, un compromiso político para alcanzar junto con los demás actores intervinientes en la acción, una reducción de las emisiones de CO2.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn