Blog FCC

11/10/2017

Sumario

  • El consorcio de empresas ARSI, entre las que destaca FCC Medio Ambiente, está desarrollando un microvehículo aéreo destinado a la mejora de la inspección de la red de alcantarillas de las ciudades.
  • El proyecto ARSI ha sido galardonado como Proyecto Relevante del año 2017 por el Centro Tecnológico de Cataluña, Eurecat.

Espacios oscuros, resbaladizos e inaccesibles pero esenciales para el buen funcionamiento y el saneamiento de las ciudades. La red de alcantarillas de los grandes centros urbanos es un complejo laberinto de galerías subterráneas, habitualmente estrechas, llenas de obstáculos y residuos. Su mantenimiento conlleva importantes recursos económicos y humanos que requieren medidas de seguridad especiales por tratarse de lugares insalubres, peligrosos, y cerrados.

Para paliar este tipo de problemas y mejorar las tareas de inspección de alcantarillado, el consorcio europeo ARSI empezó a desarrollar una innovadora y eficiente solución robótica con gran valor añadido, que muy pronto empezará a ver la luz.

Proyecto ARSI: el microdron inteligente de nueva generación

ARSI (acrónimo en inglés de Robot Aéreo para la Inspección del Alcantarillado) es un dron pionero de dimensiones reducidas, pesa muy poco, puede moverse por espacios reducidos y está equipado con todo lo necesario para una inspección completa y eficiente del subsuelo:

  • Sensores para monitorizar la calidad del aire y del agua
  • Cámara 3D para calcular su posición y velocidad
  • Láser 2D para detectar las paredes y calcular su trayectoria en tiempo real
  • Sensor infrarrojo para medir la distancia al suelo y controlar su altitud
  • Autopiloto
  • Lámparas para iluminar el entorno completamente oscuro

Este pequeño dron tiene poco peso, puede moverse por espacios reducidos y está equipado con todo lo necesario para una inspección completa del subsuelo.

Otro aspecto fundamental de ARSI es la optimización del rendimiento de todos sus equipos para reducir el consumo de baterías y aumentar su autonomía, de manera que sus vuelos de inspección sean más largos que los de un dron normal.

Retos del Proyecto ARSI, una auténtica evolución de la robótica

El reto del proyecto ARSI ha sido crear un dron hábil y flexible que pueda moverse por el entramado de kilómetros de túneles que conforman las redes de las alcantarillas sin chocar con las paredes o con inesperados obstáculos, y que llegue a los rincones más inaccesibles debido a la acumulación de residuos o de agua. A la vez, el microdron es capaz de recoger los datos necesarios para su posterior análisis como la calidad del aire, del agua o del estado de las paredes y el techo.

ARSI es un microdron dotado de sensores para moverse con agilidad entre los túneles y monitorizar la calidad del aire y el agua.

Para un dron es muy complicado el entorno de las alcantarillas porque no hay GPS, así que debe calcular su posición y velocidad de manera autónoma usando únicamente los datos de la alcantarilla. Asimismo, al ser un entorno completamente oscuro lleva su propia iluminación y, además, tiene que ser capaz de aguantar la exposición al agua y al polvo.

Inspecciones más precisas, seguras y rápidas

Las ventajas de utilizar este dron inteligente son múltiples. Entre ellas destacan las siguientes:

1. Gran seguridad: se reducen los riesgos laborales de los operarios que efectúan las inspecciones y que trabajan en un entorno peligroso y en condiciones poco saludables.
2. Mayor flexibilidad y capacidad de maniobra que con los vehículos terrestres que se utilizan en la actualidad.
3. Permite llegar a lugares más escondidos sin riesgo para las personas.
4. Aporta mucha información y mejora la precisión de las inspecciones.
5. Reduce los costes de limpieza y mantenimiento.
6. Mejora la productividad, ya que las inspecciones pueden ser más rápidas.

Además, el uso de drones en el subsuelo no requiere permisos de navegación aérea.

El uso de este dron especial reduce los riesgos laborales y recorta los gastos de mantenimiento de la red de alcantarillas, entre otras muchas ventajas.

El consorcio ARSI, empresas de referencia internacional

El proyecto ARSI está desarrollado por un consorcio de empresas europeas que cubren toda la cadena de valor: FCC Medio Ambiente, como empresa líder en servicios medioambientales urbanos con más de 100 años de experiencia en gestión de redes de alcantarillado, limpieza y mantenimiento; Eurecat, el Centro Tecnológico de Cataluña; IBAK, empresa de referencia mundial en la creación de robots, y Simtech Design, operador especializado en robots aéreos.

El proyecto forma parte del programa ECHORD++ (European Coordination Hub for Open Robotics Development).

Desarrollado por un consorcio de empresas europeas que cubren toda la cadena de valor, entre las que destaca FCC Medio Ambiente como referente en servicios medioambientales urbanos.

El proyecto ARSI ha sido galardonado como Proyecto Relevante del año 2017 por el Centro Tecnológico de Cataluña, Eurecat. Está actualmente en fase de pruebas, pero está previsto que empiece a trabajar al servicio de los ciudadanos en 2018 en la inspección de las alcantarillas de Barcelona, una ciudad con más 1.500 kilómetros de canalización.

ARSI empezará a trabajar al servicio de los ciudadanos en 2018.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn